Design Thinking, Lean Startup, Metodologías ágiles… ¿son lo mismo?

 In Artículos, lean startup

Design Thinking, Lean Startup, Metodologías ágiles… ¿en qué se diferencian? ¿Se complementan? ¿Son independientes?

Muchas veces nos preguntáis estas dudas, así que vamos a analizar qué es cada concepto, su aplicación y sus conexiones.

Design Thinking: buscando soluciones innovadoras

Aplicamos Design Thinking cuando tenemos un problema pero no sabemos la solución. A partir del trabajo colaborativo, trabajando mucho la empatía y aplicando la creatividad, conseguimos generar ideas innovadoras enfocadas a solucionar ese problema. 

Un ejemplo sencillo: 

  • Problema: quiero ir bien vestido a la oficina pero no entiendo de moda y no sé combinar la ropa que tengo en mi armario 
  • Design Thinking: ¿por qué no utilizamos una app que te recomiende, a partir de la ropa que tienes en tu armario, combinaciones para crear looks de oficina?

Con esta metodología partimos de una idea, estudiamos el problema, generamos posibles soluciones, prototipamos y testamos la viabilidad técnica, económica y “humana” (es algo útil para los usuarios) del producto o servicio.

que es Design Thinking estrategia lean

 

 

Lean Startup: para validar hipótesis

Cuando sabemos el problema y pensamos que sabemos la solución ideal pero necesitamos validar si realmente todo encaja. Y para ello diseñamos y validamos su modelo de negocio.

A diferencia del Design Thinking, Lean Startup entra en juego cuando ya creemos que sabemos la respuesta al problema pero queremos comprobar si esa solución realmente es la adecuada porque 

  1. he entendido bien el problema que existe y cómo se intenta resolver actualmente (de forma ineficaz o ineficiente)
  2. cubre las necesidades emocionales (no solo objetivas) de mi cliente, y lo hace mejor que las soluciones actuales
  3. el producto o servicio tiene encaje en el mercado en cuanto a precio, propuesta de valor, canal de difusión y comercialización.

Es decir, partimos de un problema para el cual conocemos la solución, pero necesitamos evaluar la viabilidad de esa solución. Analizaremos y validaremos todas las variables que afectan a ese producto o servicio: si realmente cubre las necesidades del cliente; si ese cliente está dispuesto a pagar ese precio por el producto (y cómo: suscripción, pago único, fremium….) Y también todo lo relacionado con el marketing, la propuesta de valor y la comunicación de ese producto o servicio: cómo darme a conocer, cómo convencerles de que lo prueben y compren, cómo fidelizar y convertirles en usuarios recurrentes, ver si lo que propongo es realmente diferenciador y “apetecible”…

Un ejemplo sencillo: 

  • Problema: tengo en casa un montón de cosas que utilizo poco pero no quiero vender; y por otro lado, muchas veces necesito cosas para usar puntualmente y no las tengo disponibles en casa y tengo que comprarlas o pedirlas, lo que me hace perder tiempo y dinero y retrasar las tareas que quiero hacer (por ejemplo, una pistola de silicona o una escalera de mano)
  • Design Thinking: ¿por qué no hacemos una “biblioteca de objetos” de forma que la gente vaya a ese espacio, se lleve prestado el objeto, lo utilice y lo devuelva?
  • Lean Startup: en este caso habría que validar cuestiones como si existe realmente ese problema, el coste de ser socio, la captación de usuarios o si la biblioteca es la mejor solución a esos problemas. Para ello algunas técnicas que se podrían usar serían entrevistas a pie de calle (problema y coste), acción de buzoneo (captación) y simulación o vídeos (para validar a pequeña escala del proceso de préstamos)

que es Lean Startup: para validar hipótesis

Metodologías ágiles

Y por último las metodologías ágiles. Que no son otra cosa que herramientas y procesos para probar hipótesis de forma rápida.

Lean Startup se sirve de estas metodologías ágiles para validar. 

Es decir, Lean Startup tiene un producto, tiene un proceso por el cual va a validar el producto y las metodologías ágiles lo que hacen es generar muy rápido prototipos para comprobar la viabilidad del producto.  

Con Ágile realizamos varios prototipos para validar hipótesis:

  • un prototipo para validar el coste
  • un prototipo para validar el canal
  • un prototipo para validar el mensaje
  • un prototipo para validar si realmente el cliente entiende cómo funciona el producto o servicio
  • un prototipo para validar que realmente lo que yo propongo encaja con un problema emocional determinado

Las metodologías ágiles son una parte de Lean Startup, que es: producto (qué es lo que tengo), proceso (cómo lo valido) y ágil.

Además Lean Startup puede nutrirse con design thinking: yo tengo un problema que no sé solucionar: aplico design thinking y creo una solución innovadora. Y, a partir de ahí, utilizo Lean Startup para validar.

qué son las Metodologías ágiles

Dejar un comentario

Estrategia Lean

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Subvenciones Asturias 2020 Ayudas IDEPA Financiación Proyectoscaso-de-exito-innovacion-en-el-modelo-de-negocio-venta-de-acuarios