Caso de éxito: innovación en el mundo de la restauración

 In Artículos, Casos de éxito

El sector de la hostelería y la restauración es uno de los grandes afectados por esta pandemia que estamos viviendo. Con bares y restaurantes cerrados, y unas medidas de distanciamiento social que se prolongarán en el tiempo, va a ser más necesario que nunca plantearse soluciones innovadoras para estos negocios.

Por eso hemos querido rescatar un proyecto en el que trabajamos hace un tiempo relacionado con la innovación en el mundo de la restauración. Os ponemos al día:

PROBLEMA. Los responsables de una vinatería contactaron con Estrategia Lean buscando ideas para solucionar un problema al que se enfrentaban: su negocio tenía mucho movimiento los fines de semana pero a diario no conseguían atraer clientes. Estaba situado en una zona en la que había varios bares y la clientela se movía de uno a otro, no lograban fidelizar a esos clientes.

Los propietarios de la vinatería querían hacer algo innovador para atraer más clientes entre semana. Comenzamos a trabajar con ellos aplicando innovación, Design Thinking y Lean Startup y, al final, les propusimos una idea “un poco loca” pero que resultó ser una buena solución (creativa, barata y eficaz)

SOLUCIÓN. Vamos a hacer un Gran Hermano de vinos. 

¿Cómo? ¿En qué consiste?

La vinatería iba a seleccionar 10 nuevos vinos para ofrecer a sus clientes a un precio asequible. Aquellos clientes que probaran esos vinos, podían votar cuál le gustaba y cuál no. Así, entre semana, aquellos usuarios que se acercaban al negocio podían participar en esta “cata” para elegir los nuevos vinos de la carta.

 

Innovación, desing thinking y lean startup

La audiencia ha decidido que debe abandonar la vinatería…

Pasados 10-15 días, los responsables de la vinatería “expulsaban” a los dos vinos menos votados. Quedaban entonces 8 marcas de vinos. Y a los 10-15 días “expulsaban” a otros 2.

Finalmente, los 3 vinos más votados, serían los ganadores y los incorporaban a su carta de vinos.

RESULTADOS. Con esta acción de marketing innovadora (y low cost, apenas suponía coste para la vinatería), el negocio consiguió 2 cosas importantes: atraer clientes y fidelizarlos.

Los clientes acudían entre semana (que era cuando podían votar los vinos) porque les gustaba probar nuevos tipos de vino y puntuarlos. Además, cuando traían a amigos les animaban a probar los nuevos vinos de la carta y presumían “este vino lo he elegido yo; lo he votado yo”, con lo cual, se reforzaba el sentimiento de pertenencia.

Así, por un lado, se generó volumen de clientes entre semana y por otro consiguieron fidelizar a esos clientes.

Una idea innovadora, sencilla de llevar a cabo y con unos resultados muy positivos.

 

Dejar un comentario

Estrategia Lean

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies